jueves, 6 de octubre de 2016

Filofax: Cómo preparar preciosos separadores nuevos para tu agenda de anillas | DIY

Hoy vamos a aprender paso a paso cómo hacer unos preciosos separadores para nuestra agenda de anillas, la mía es una Filofax, pero esta explicación puede servir para cualquier agenda de anillas tipo carpeta. Os contaré todo lo que yo he usado y además os iré dando ideas por si no tenéis esos materiales.




Antes de empezar me gustaría comentaros algo, aunque hice un vídeo del unboxing de esta agenda, y otro que sobre cómo hacer hojas para usar bullet journal en tu filofax, de este tutorial no pude grabar vídeo, pero sí pude tomar fotos, así que no estará en vídeo.


Materiales que vamos a necesitar para construir nuestros separadores:

Una hoja de tu agenda
Cartulina (tantas como separadores quieras poner)
Tijeras
Regla
Lápiz o portaminas
Cizalla, o cutter y base de corte (puede ser una tabla)
Perforadora de agujeros
Calculadora
Papel de scrapbooking, decorado o similar
Cinta de doble cara y/o pegamento de barra
Recortadora de esquinas, o el tapón del pegamento de barra y un lápiz.
Bolígrafo o etiquetadora
(Opcional) Máquina de plastificar y láminas correspondientes (si quieres plastificar y no tienes puedes ir a que te lo hagan en una papelería).



Primera parte, construyendo los separadores:



Vamos a comenzar construyendo los separadores y más tarde los decoraremos. Lo principal es que hagas una lista de qué apartados quieres poner en tu agenda, en mi caso decidí poner cinco: uno para bullet journal, otro para proyectos, otro para colecciones, otro para los teléfonos y direcciones y otra pestaña delante de las bolsitas con mil cosas (tarjeteros, bolsillos, etc) que llamé "otros". Puede que tu tengas otras necesidades, piénsalo bien, y cuando sepas cuantas categorías quieres poner, sabrás el número de separadores que tienes que poner. Te doy un consejo, no te pases poniendo muchos apartados, porque la agenda tiene un límite, y si metes demasiado no podrás cerrarla bien ni pasar las páginas.



Cogemos la primera cartulina para medir el tamaño de nuestro separador, en mi caso he comprado un cuadernillo de cartulinas en un bazar, escogí blancas para no saturar tanto de color la agenda, pero puedes usar cartulinas de colores si quieres. Debes tener preparadas las hojas que vas a usar en tu agenda, para hacer el separador un poco más grande. En este caso, las hojas las he hecho yo, y son más altas que las de Filofax, así que he hecho mis separadores conforme al tamaño del papel que voy a usar. 

Ponemos la hoja alineada con uno de los lados más estrechos de la cartulina y dejamos medio centímetro por arriba y medio por debajo del largo de la página de la agenda. Solo es necesario marcar el medio centímetro por arriba, por abajo lo mides y colocas la página a medio centímetro, cómo se ve en la foto. Por arriba haces un par de marcas de medio centímetro y con la regla y el lápiz y las unes en una línea. En el frente de la agenda, donde irán las pestañas, desde la página hacia fuera medimos un centímetro y medio (medio para que sobresalga un poco más el separador y no se vean las hojas al llenar la agenda, y el centímetro es para la pestaña del separador.

Vamos marcando y haciendo las líneas necesarias con la regla uniendo las marcas, para tener por donde cortar.




Ahora usamos la cizalla para cortar, si no tienes cizalla deberás usar un cutter y una tabla o una base de corte, para que las líneas queden rectas, evita en la medida de lo posible cortar simplemente la línea marcada con las tijeras, porque no quedará recto del todo.
Si vas a usar la cizalla, alinea la cartulina con el tope de uno de los lados y alinea la línea que has hecho en el papel para cortar, con la tanza de metal que trae la cizalla, y pasa la cuchilla.



Ahora cogemos todos los separadores ya cortados, medimos un centímetro en el lado donde estarán las pestañas y marcamos una línea, recuerda que dejamos un centímetro y medio, y ese uno era para las pestañas.



Ahora coge tu calculadora, mide el largo del separador y consulta cuantos separadores querías hacer, y divide lo que mide el largo del separador entre el número de separadores que quieres hacer. En mi caso el largo era de 23 cm y quería hacer 5 separadores para cinco apartados. El resultado de esta división son los centímetros que medirá cada pestaña de los separadores. 




Cuando tengas el resultado márcalo en el primer separador, deja sin cortar el trozo corto que es la pestaña, y corta el resto.




Coge el segundo separador, pon encima el anterior, y marca el sitio por donde has recortado el lado derecho de la pestaña, luego desde ahí con la regla mide de nuevo el largo de esa nueva pestaña, que calculaste antes, y vuelve a marcar. Esta vez cortas por delante y por detrás, de la nueva pestaña. Y así irás haciendo con todas las pestañas.



Cuando todas estén cortadas y las juntes quedarán así.



Segunda parte, decorando los separadores:


Ya están hechos los separadores, ahora viene la parte divertida y personalizada, decorarlos como más te guste. Yo he optado por un diseño simple, así que te voy a enseñar como forrarlos, pero no dudes en poner también washi tape, carteles, pegatinas, etc, si te gusta más.



Es muy fácil, escoge el papel o papeles que vas a usar para forrar el separador. En mi caso he usado papel de scrapbooking, pero si no puedes conseguir, puedes usar papel reciclado de bolsas bonitas o papel de regalo. Puedes escoger el mismo para todos los separadores o varios de tonos parecidos, te recomiendo que vayan con el color de la agenda, en este caso yo he usado de tonos del color de mi agenda y de tonos complementarios, para que haya contraste.

No hay que usar directamente el papel para hacer los separadores porque es muy fino, por eso se hacen de cartulina.

Pon el papel que hayas escogido al revés, encima tu separador al revés también, haz una línea marcando los bordes de tu separador, y luego recorta el papel.



A continuación coloca cinta de doble cara por la parte de delante del separador, retira el protector, y con mucho cuidado pega el papel al separador que has construido. Repite todo esto con todos los separadores.

Con mucho cuidado, la cinta de doble cara pega muchísimo y es difícil de despegar si te equivocas.




Cuando los pongas todos juntos quedarán así.



Si te gustan las pestañas rectas puedes dejarlas así, pero si quieres que queden más refinadas puedes redondearlas, si tienes una recortadora de esquinas lo harás en un momento, pero si no tienes puedes usar el truco del tapón de pegamento de barra. Solo lo colocas en la esquina y marcas con un lápiz por donde tienes que cortar, luego con las tijeras cortas las dos esquinas sobrantes. También puedes jugar con esto y recortar solo una de las esquinas de la pestaña, yo recorté las dos.



Así quedan todas recortadas.




¡Habrá que ponerle el nombre a las pestañas! Puedes coger un trozo de folio, en las mías cogí restos de papel de scrapbooking, y por el reverso, que es blanco, recorté unos rectángulos y escribí los nombres con un bolígrafo de punta fina Stabilo, luego los pegué con pegamento de barra. Si tienes una etiquetadora quedará aún mejor.




Llega el momento de hacer los agujeros, coge una hoja cualquiera de la agenda, en mi caso cogí una de las hojas que no voy a meter pero que tenía cerca, así se puede ver la diferencia con el papel que voy a usar, que es más largo. Alinéala con el fondo de la hoja, por donde irán los taladros, y céntrala dejando a cada lado la misma distancia, ahora marca donde irán los agujeros. Yo suelo hacer un puntito, algunas personas marcan el circulo de todo el agujero. Luego taladra.





Si te gusta lo puedes dejar así, ya ves como queda, pero hay un paso más que podemos hacer para completar nuestros separadores.



Podemos plastificar nuestros separadores, esto hará que duren más, si has tenido más agendas sabrás que con el uso se ensucian, se doblan las puntas, se llenan con los bolífrafos, etc, ¿nos hemos dado todo este trabajo para que se estropeen luego? en mi caso prefiero que me duren mucho.

Si tienes una máquina de plastificar puedes plastificarlos en casa, luego los recortas y les haces de nuevo los taladros, no te recomiendo que dejes todos los taladros para después de plastificar, porque agujerear papel, cartulina y dos láminas de plástico es mucha tela, mucho grosor, si los plastificas agujereados tendrás ya una marca en los taladros ya hechos y solo cortarás plástico.

Si no tienes máquina de plastificar puedes ir a una papelería a que te los plastifiquen.



Y así es como quedan, listos y protegidos para el uso diario, de todo el año o mucho más.

Espero que os haya gustado este tutorial y que os haya servido, nos leemos en la próxima entrada.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...